20 jun. 2011

Día 8: Claremore - Edmond

Desde que ayer entrásemos en Oklahoma todo lo que rodea a la ruta ha pasado de ser nostálgico a ser decadente. Éste es el estado de los moteles cerrados,  las gasolineras en ruinas, los coches oxidados. Lejos de las ciudades prácticamente no ha sobrevivido nada del antiguo esplendor de la 66. Entre un pueblo y otro solamente quedan cadáveres descomponiéndose. Circular por estos tramos de carretera es como hacerlo por un mundo en el que el hombre hubiese dejado de existir hace años y la naturaleza quisiera borrar cualquier rastro de su existencia.


Uno de estos fantasmas que se resiste a desaparecer es la Blue Whale de Catoosa. Una simpática ballena azul en un estanque, que servía como zona de recreo a los viajeros de la Ruta 66. Almenos la ballena ha sido restaurada y yo por lo menos he disfrutado trepando al altillo que hay en su interior e imaginando cómo era aquello en sus buenos tiempos, con los críos tirándose por sus toboganes y trampolines.


Después de la ballena hemos parado a hacer el típico desayuno americano en el 5&Dinner deTulsa, un restaurante estilo años 50, como si estuviésemos viviendo en la peli de Grease. Los sofás de cuero, una jukebox en cada mesa, el neón, la decoración retro... y de fondo sonando Rock & Roll clásico.



Con lo que esta gente se mete para desayunar, me parece sorprendente que la mayoría de los americanos no estén gordos. En el apartado de "breakfast" de la carta básicamente podías escoger entre: plato combinado a base de huevos, salchichas y bacon, o sus tradicionales pancakes bañados en chocolate y jarabe de arce. No les pidas un cruasán o un vasolechecongalletas. En la foto, una ración estándar de tortitas, para que os hagáis una idea de las cantidades industriales que sirven aquí en las comidas. Hoy hemos tenido que ir a un Walmart a comprar antiácido, pero es que estaba todo tan rico...


Y hablando de comidas, a mediodía no hemos podido evitar hacer una parada en el Rock Café de Stroud, (nada que ver con los Hard Rock Café), para probar esto de los tomates verdes fritos (muy buenos) y de paso, una Buffallo burguer que no tenía desperdicio. Está claro que los mejores restaurantes son aquellos en los que come la gente de aquí, los "mum & dad restaurants" como les llaman ellos. Son hamburguesas con patatas fritas igual, pero tanto en precio como en cantidad y sabor, les dan mil patadas a los Mc Donalds y compañía. Además, a las multinacionales podemos ir siempre que queramos, pero... ¿Cuando volveremos a comer en un restaurante casero de un pueblo de Oklahoma?
Día 7: Springfield - Claremore
Echando cuentas, hoy hemos pasado el kilómetro 1.000 de los casi 4.000 planeados y también termina la primera de las tres semanas del viaje...
Día 9: Edmond - Erick
Un viaje no es completo si no te pasa algo que puedas contar. Imaginaos la situación: El pueblo, Erick (Oklahoma), aproximadamente unos 1.000 habitantes...
  • votar

3 comentarios:

  1. Muy bien asi me gusta cuidando la dieta, a este paso vais a tener que cambiar la amortiguacion del coche. Mmmmmm que ganas de tortitas escuchando Jerry Lee Lewis...
    Seguid disfrutando del viaje!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Brutales las tortitas!!!
    Las raciones son enormes xD ponen mala cara si pides para compartir? porqué nosotros comemos poco jaja almenos que tengan la cajita para llevarnos el resto xD

    ResponderEliminar
  3. Nosotros es lo que hemos hecho este año, coger uno de esos combos enormes para compartir. Pero bueno, también venden fruta y bocatas en los supermercados, no hace falta pegarse el atracón cada día.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar