13 jul. 2015

Otras Rutas: Route 61 - Blues Highway

Aunque desde el principio nos hemos centrado principalmente en la Ruta 66, no es ésta la única ruta interesante que puede hacerse por los EEUU. Ya explicamos nuestro viaje de 2012 por la costa de California, y el año pasado nuestro periplo por Nueva York, Washington y Chicago, pero hay otros Road-Trips que soñamos con poder hacer algún día, como por ejemplo el que me apetece contaros hoy, la Route 61, también conocida como La Autopista del Blues.


Esta carretera cruza el país de Norte a Sur, prácticamente siguiendo el curso del río Mississippi, desde Wyoming, en Minessota, hasta Nueva Orleans, en Luisiana. Además se cruza con la 66 en St. Louis. Sin embargo, aquí vamos a hablar del recorrido recomendado por discoveramerica.com, el portal de turismo de los EEUU, y que arranca en Nashville, Tennessee.

Nashville, Tennesse:

Hablar de la Ruta 61 es hablar de música, y la primera muestra la tenemos en Nashville, donde podemos visitar el museo de Johnny Cash, toda una leyenda de la música estadounidense, o el estudio RCA B donde gente como Dolly Parton, Roy Orbison o el mismo Elvis Presley grabaron algunos de sus primeros éxitos.

Pero la música no se encuentra solo en los museos de Nashville, hay unos 120 locales donde se puede disfrutar de música en vivo los 365 días del año, desde las 10 de la mañana hasta altas horas de madrugada. Blues, rock, jazz, country... Tiene que ser muy difícil no encontrar tu estilo entre tanta oferta.

Legneds Corner - Fuente: http://www.apartmentguide.com/blog/nashville/
A hora y media de Nashville se encuentra la destilería de Jack Daniel's, en Lynchburg. Es posible realizar un tour guiado por la fábrica y catar los diferentes tipos de Whiskey que vienen produciendo desde 1866. Como dato irónico, la fábrica se halla en el condado de Moore, uno de los pocos lugares de Estados Unidos donde aún sigue vigente la ley seca de 1920, y por tanto está prohibida la venta de alcohol.
Memphis, Tennesse:

La ciudad de Memphis está ligada para siempre al Rey del Rock, aquí nació la estrella de Elvis Presley y aquí vivió, en Graceland, su mansión hoy convertida en un museo dedicado a su vida y obra. Allí se pueden contemplar toda clase de objetos relacionados con él y su música, sus vestidos, su colección de coches de lujo, etc.

En Memphis se halla también Sun Records, el estudio que lanzó a la fama prácticamente a todas las estrellas del Rock en los años 50, como Jerry Lewis, Cash, el propio Elvis... La historia de la música contemporánea no se entiende sin este legendario estudio de grabación.

Fuente: Wikipedia
Esta ciudad también goza de un buen número de locales con música en vivo, al igual que Nashville, que se concentran principalmente en la famosa y concurrida Beale Street.

Y si queremos desconectar de tanto Blues, podemos acercarnos a la pirámide de Memphis, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Originalmente, esta pirámide de cristal era un pabellón deportivo, sede de los Memphis Grizzlies, pero tras mudarse éstos a otra pista más grande, la pirámide se ha transformado en un Bass Pro Shop, una espectacular tienda dedicada a la caza y la pesca, que merece la pena visitar por su decoración, sus estanques con animales vivos, cascadas... Nosotros visitamos en su día la tienda que tienen en Springfield, en la Ruta 66, y es algo que no se debe dejar pasar.






Camino a Nueva Orleans:

Antes de llegar a nuestro último destino, pasamos por Tunica, en Mississippi, apodada “la Entrada al Blues”. Si queremos conocer los orígenes de esta música, hay que pasar por el Museo del Blues, donde aprenderemos todo sobre el Delta Blues, el embrión de este género. También pasaremos por Clarksdale, con su mítico club Ground Zero Blues y donde la 61 se cruza con la ruta 49, el punto donde el músico Robert Johnson vendió su alma al diablo a cambio de adquirir su habilidad para tocar la guitarra. O por lo menos eso confesó en su canción "Crossroad".


La cercanía con el río Mississippi es otra de las cosas que se tienen que aprovechar en este viaje, en varias ciudades podemos embarcarnos en réplicas de los famosos vapores de ruedas que transportaban mercancías y pasajeros en el siglo XIX, y hacer un corto trayecto turístico, una cena romántica o todo un crucero de lujo.

Y aquellos que piensen que la dieta Estadounidense no se compone más que de hamburguesas, perritos calientes y filetones, se llevarán una sorpresa al comprobar la variedad de la cultura gastronómica sureña, y sus influencias francesas, caribeñas, africanas e incluso españolas. Mariscos, arroces, sopas de pescado, los Beignets (unos buñuelos de origen Francés)... Toda una mezcla de sabores. Os recomiendo este artículo del blog EmplatandoMadrid para saber más de la cocina Cajún.

Nueva Orleans, Luisiana:

Al igual que pasa con la gastronomía, esta ciudad se nutre cultural y arquitectónicamente de influencias africanas, cubanas y criollas. Nueva Orleans ha renacido tras las inundaciones del Katrina, y sigue manteniendo ese aire Europeo en el barrio francés. Bourbon street es la calle donde ir para escuchar música en vivo y salir de juerga, por las noches está abarrotada de gente y los bares musicales se alternan con locales no aptos para menores.

Vapor Natchez de Nueva Orleans - Autor: Marit & Toomas Hinnosaar
Si se quieren evitar los burdeles y el descontrol, pero seguir disfrutando del Jazz en vivo, lo mejor es acercarse a Frenchmen street, donde además de la oferta musical, se encuentra el famoso Café du Monde, un local especializado en Beignets y postres que abre las 24 horas y siempre está abarrotado.

Pero no son sólo musicales y gastronómicos los atractivos de Nueva Orleans, también cuenta con un completísimo museo sobre la segunda guerra mundial, con la bella catedral de St. Louis, varias líneas de tranvías que datan del siglo XIX e innumerables rincones preciosos por lo que pasear.


En resumen, la Ruta del Blues no engaña, si eres un apasionado de la música de raíces afroamericanas, o si tienes ganas de conocer la historia y el modo de vida del sur de Estados Unidos, sin duda ésta es una gran opción.
  • votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada