31 jul. 2014

Controles de seguridad y sustos

Ya estamos en el hotel de Nueva York, en pleno barrio de Chinatown, ahora saldremos a tomar contacto con la ciudad, pero os queremos contar un par de malos tragos que nos han hecho pasar la seguridad y las aduanas.

Lo primero tiene que ver con las nuevas medidas de seguridad implantadas esta misma semana y que conciernen a los aparatos electrónicos. En el mostrador de facturación de Barcelona nos han hecho un exhaustivo interrogatorio acerca de nuestro equipaje: si hemos preparado nosotros mismos las maletas, cuando las hemos preparado, si han estado en todo momento bajo nuestra supervisión, si llevamos aparatos electrónicos, qué aparatos electrónicos llevamos, si todos son de nuestra propiedad... Y ahí he metido un poco la gamba, porque el portátil desde el que estoy escribiendo ahora mismo, nos lo ha dejado una amiga de mi mujer (por cierto, muchas gracias Isabel), y ahí hemos entrado en una nueva fase de interrogatorio: ¿de qué la conocéis? ¿Hace mucho? ¿Le tenéis mucha confianza? Incluso han hecho venir a una supervisora que ha ordenado que el portátil fuera facturado junto con las maletas y pasado por rayos X y control canino... Ahí es nada... Y yo que pensaba que solo nos lo harían encender a ver si funcionaba...¡soy un bocazas!

Luego el vuelo bien, en un avión de American Airlines un tanto viejuno, con unas azafatas de la misma época que el avión, con mala comida y sin sistema de entretenimiento. Lo dicho: genial.

Y el segundo susto, a la llegada, en el control de aduanas el oficial que mira mi pasaporte, lo pasa por la maquinita, y después de un rato tecleando me dice que tendré que pasar por una oficina aparte. "Y eso por qué", pregunto yo, su respuesta: "It's a secret..." Os podéis imaginar el acojone, 15 minutos retenidos en una sala aparte, sin pasaporte, sin saber por qué y pensando que las vacaciones se acababan antes de empezar.

Al final, dos o tres preguntas de una agente, y un "ya puede irse" más seco que las ruedas de prensa de Mourinho.

Esto de los aeropuertos, controles, trenes, metros, maletas, check-ins, etc, es lo más farragoso de los viajes, pero es un mal necesario para disfrutar de lo que viene ahora: ¡¡¡Nos salimos a patear por Nueva York!!!

Las vistas desde nuestra habitación. ¡Allá vamos New York!
Costa Este - Completamos la Trilogía
Pero... ¿otra vez a Estados Unidos? ¿No os cansáis? ¿No hay mas sitios en el mundo para ir? Estas son las reacciones de nuestros allegados cuando les hemos ido contando que nos volvemos para USA...
Puente de Brooklyn: Unas vistas de postal
Después del rollo patatero del viaje y la aduana, nos quedaba una tarde libre para empezar a descubrir la ciudad de Nueva York y hemos decidido salir a caminar sin un plan muy concreto...
  • votar

2 comentarios:

  1. Hola Javi! hacía tiempo que no entraba en tu blog y menuda sorpresa me he llevado: la costa este!!!! que peazo de viaje que os habéis pegado, y como no, que fotos y que escritos, de gran calidad como siempre!!!!
    Este es otro de los viajes que queriamos hacer Valentín y yo, pero un triangulo distinto: NY, Bufalo (Niágara) y Washington... muchos kilometros en coche, pero nos gustaba la idea... ahora se que tengo un guía a quien preguntar para cuando lo haga... jejeje. Como estáis? Un superabrazo! Susana (ex-MOB)

    ResponderEliminar
  2. Hola Susana, me encanta que te hayas acordado de nosotros y revisitado el blog, y también que te haya gustado nuestro último viaje. Cuando lo hagas, aquí nos tienes para lo que quieras, por supuesto.

    Por cierto, planteate Chicago, es una ciudad maravillosa.

    ResponderEliminar