27 mar. 2015

Moviéndonos por las ciudades: 1 - Costa Oeste

Hoy toca otro capítulo para la guía práctica, que la teníamos casi abandonada últimamente. Vamos a relataros lo que fueron las experiencias que tuvimos con el transporte público y de movilidad en las principales ciudades de EEUU. Para no hacerlo tan pesado, lo dividiremos en costa este y oeste.


Las Vegas

Pasear por el Strip no está mal por un rato, pero pretender visitar todos los casinos caminando es de locos, si además es verano, la empresa se me antoja suicida. En el mapa puede parecer que todo está muy cerca, pero desde Freemont street, en el centro de la ciudad, hasta el Mandalay Bay, al sur del Strip, hay cerca de 10 Km, que pueden hacerse muy largos además si hay que andarlos a 40º.


Ciertamente, el coche es una opción válida teniendo en cuenta que el aparcamiento es gratuito en los casinos, pero hay que armarse de paciencia porque el tráfico es bastante denso a todas horas.


La solución que nos pareció mas cómoda fue el Deuce, un autobús que va desde el extremo sur del Strip hasta el centro de la ciudad, y que para frente a los principales casinos. Son autobuses de dos pisos, con aire acondicionado y pasan cada 15-20 minutos las 24 horas del día.

Hay varias modalidades de abonos:  2h por $6, 24h por $8, 3 días por $20 y 30 días por $65.
Los de 2 y 24 horas se pueden comprar tanto en el mismo bus (llevando el importe exacto) como en las máquinas expendedoras de las paradas, los abonos de 3 días solamente están disponibles en el autobús.

Imagen de www.lasvegas-how-to.com


Puede parecer un poco caro, y el abono de 2 horas me resulta un tanto absurdo, cuando por 2 dólares más se tiene el de 24h, pero este último se amortiza de sobras a poco que se quieran visitar los principales casinos y el centro de Las Vegas.


También hay dos monorailes gratuitos, entre el Mandalay Bay y el Excalibur, y entre el Monte Carlo y el Bellagio. Y otro que cuesta $12 el abono de 24h y $5 el billete sencillo, y que une por la parte de atrás el MGM grand al sur con el SLS al norte. Es una opción más cara que el Deuce, y cuenta con menos paradas, con lo que a la larga se camina más, pero sin duda es la opción más rápida si se quiere ir a una de las siete paradas de su ruta.

Mapa del monorail - www.lvmonorail.com



Los Angeles

Cuando hablamos de Los Angeles hay un concepto que debemos tener claro, no nos estamos refiriendo a una sola ciudad, sino a un aglomerado de grandes ciudades que conforman una de las áreas metropolitanas más extensas y pobladas del planeta. Cada una de estas ciudades (Santa Monica, Venice, Long Beach, Malibu, Inglewood, Pasadena, Hollywood...) tiene su propia red de autobuses, con líneas que las interconectan. También hay un metro de estructura radial, que une el centro de Los Angeles con algunas de las principales ciudades de alrededor.

El problema para el turista viene cuando está alojado, por ejemplo, en un hotel en Culver City, y se da cuenta que los estudios de la Warner están en Inglewood, el paseo de la fama en Hollywood y las playas de Santa Monica y Venice no tienen parada de metro ni nada que se le parezca. O nos aprendemos todas las líneas de autobús, y asumimos que deberemos hacer varios transbordos para llegar a cualquier lugar, con la consiguiente pérdida de tiempo que ello conlleva, o acabaremos haciendo lo que hace todo el mundo: coger el coche.



Los Angeles está atravesada en todas direcciones por enormes autopistas que conectan cada uno de sus municipios, el tráfico es infernal, abundan los atascos y es casi imposible aparcar sin pagar, pero por desgracia creo que es la mejor opción para el no-nativo.

Aún así, por si alguien quiere probar suerte, os dejo la web del transporte público de L.A.

San Francisco

Si Los Angeles es el infierno, San Francisco es el cielo en lo que a movilidad se refiere. Nuestra experiencia en esta ciudad fue la de aparcar el coche en el motel el primer día, y no volver a moverlo hasta el último.

San Francisco tiene la suerte de no ser ni mucho menos tan extensa como Los Angeles, y además, los principales puntos de interés turístico están muy concentrados en la zona norte de la ciudad, con lo que, apenas dominando el tranvía y las principales líneas de trolebús, nos resultará muy fácil visitarlos todos de forma rápida y cómoda.


Otro punto interesante con el que cuenta es el Muni Pass, un abono turístico de 1,3 o 7 días (por 17, 26 o 35 dólares respectivamente), que nos ofrece viajes ilimitados en tranvía, trolebús y en los históricos Cable Cars, tan característicos de la ciudad. Hay gente que encuentra que este abono es caro, pero teniendo en cuenta el precio de un solo viaje en Cable Car ($6), y de la cantidad de veces que lo vamos a usar, me parece que es un dinero bien invertido. Estos abonos se pueden comprar, entre otros lugares, en las taquillas de final de línea de los Cable Car, por ejemplo en las estaciones de Powell & Market o en la de Beach & Hyde. (Puntos de venta)

Pese a todo, el Cable Car no lo contaría como medio de transporte, es más bien una atracción turística, y no es nada práctico, ya que hay que esperar mucho rato para poder subirse. Lo ideal es el bus (trolebus en realidad), muchas paradas y buena frecuencia de paso.


Si hace buen tiempo y no se anda mal de forma física, alquilar una bici puede ser una manera genial de recorrer el litoral de San Francisco, incluso cruzar el Golden Gate y llegar hasta Sausalito. En esta zona no hay tantas pendientes como en el resto de la ciudad, y pedalear puede estar al alcance de todos. Hay montones de empresas de alquiler de bicis, tanto para ir por libre como en visita guiada.




Nota final: la información de precios y abonos está actualizada a marzo de 2015, que es cuando escribo esto. Como el resto de la guía, todo lo que exponemos aquí son nuestras opiniones basadas en la experiencia personal de nuestros tres viajes por Estados Unidos. Las opciones de transporte que exponemos aquí no tienen por qué ser las únicas, ni siquiera las mejores para todo el mundo, simplemente son las que nos parecieron más lógicas en cada momento.
  • votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario