20 jul. 2015

El pasaporte de la Ruta 66

El estado de Arizona puso en marcha, hace ya unos años, una iniciativa para hacer más divertido su tramo de la Ruta 66 y de paso asegurarse que nadie se olvida de visitar todos sus lugares emblemáticos. El Arizona Route 66 Passport.

Se trata de un libro de 20 páginas a todo color, que incluye un recorrido por la historia y los puntos más interesantes de la 66 al paso por éste estado. El pasaporte, además, tiene espacio para ser sellado en diez de estas localizaciones, siendo así un incentivo para no dejarse nada en el camino.


13 jul. 2015

Otras Rutas: Route 61 - Blues Highway

Aunque desde el principio nos hemos centrado principalmente en la Ruta 66, no es ésta la única ruta interesante que puede hacerse por los EEUU. Ya explicamos nuestro viaje de 2012 por la costa de California, y el año pasado nuestro periplo por Nueva York, Washington y Chicago, pero hay otros Road-Trips que soñamos con poder hacer algún día, como por ejemplo el que me apetece contaros hoy, la Route 61, también conocida como La Autopista del Blues.


Esta carretera cruza el país de Norte a Sur, prácticamente siguiendo el curso del río Mississippi, desde Wyoming, en Minessota, hasta Nueva Orleans, en Luisiana. Además se cruza con la 66 en St. Louis. Sin embargo, aquí vamos a hablar del recorrido recomendado por discoveramerica.com, el portal de turismo de los EEUU, y que arranca en Nashville, Tennessee.

7 jul. 2015

El misterio de Racetrack Playa

Hay un lugar en la zona noroeste de Death Valley donde se produce un fenómeno excepcional. Estamos hablando de Racetrack Playa. Este antiguo lago, hoy convertido en una llana y árida extensión arcillosa, es principalmente conocido por sus misteriosas "piedras viajeras".

Se trata de rocas de hasta 300 Kg, que se mueven dejando un rastro sobre la superficie de barro. Nadie las ha visto jamás moverse, y a lo largo de la historia se han atribuido todo tipo de orígenes fantásticos a los surcos. Los científicos las han estudiado durante décadas, incluso instalando dispositivos GPS en varias rocas para demostrar, que, efectivamente, se mueven a velocidades imperceptibles.

Imagen tomada de Wikipedia Commons
La explicación al fenómeno, al parecer, es una combinación entre el barro del suelo, el hielo que se forma en ciertas épocas lluviosas del año, y el viento de las tormentas. En cualquier caso, si pasáis por Death Valley tenéis un coche adecuado y tiempo de sobra, es un lugar que puede ser digno de visitar.

Algunos consejos a tener en cuenta:

  • La carretera no está asfaltada y está llena de piedras, casi imprescindible ir con un 4x4.
  • No salir sin el depósito a tope, son un par de horas de camino sin ninguna gasolinera.
  • Llevar mucha agua. No olvidemos que Death Valley es uno de los lugares más calurosos del planeta. Del mismo modo, evitar hacer excursiones a pie en pleno verano.
  • Se trata de una zona bastante remota y poco transitada dentro de lo que es el parque natural, además la cobertura del móvil es escasa. Mejor si alguien está avisado de vuestra excursión.
  • Llevar una buena cámara de fotos y disfrutar a lo loco.